Mi historia

Sobre Mí

Había pasado de la Facultad de Ciencias Químicas, donde había hecho mi Tesis Doctoral, a la Escuela Politécnica Superior. La investigación en el Departamento de Química-Física en el que me formé se realizaba con reactivos de alta pureza y utilizando metodología de alta precisión. En el Departamento de Ingeniería Civil se investigaba con hormigonera y la medida del reactivo, cemento y áridos en muchos casos, se hacía a paletadas. En mi antiguo laboratorio usábamos batas blancas y, en el nuevo, muchos de mis compañeros trabajaban con monos azules, casco y botas de seguridad... No era mi ambiente, no tenía manos ni mente para ese mundo. Había salido de mi zona de confort. 

Comencé a impartir química a los ingenieros que les importaba… Bastante poco. Eso fue todo un reto. Recordé que durante el curso de adaptación pedagógica, había estudiado Historia de la Ciencia. Al hacerlo, descubrí que durante épocas se le había ocultado “la verdad” a los ciudadanos comunes; y una de las formas de transmitirla era a través de la Ciencia. Eso hizo que se activara en mí la capacidad de conectar la Ciencia con la Vida. Comencé a enseñar la Química con ejemplos de la vida y me convertí en una profesora diferente.

También aplicaba eso en mí. Intentaba deducir qué pasaba dentro de mí que me hiciera sentir en depresión, cuando aparentemente mi vida era normal e incluso exitosa a  los ojos de los demás.

Durante esa etapa de mi vida estuve inmersa en una profunda depresión. Mi relación de pareja hacía aguas y todo se derrumba a mi alrededor. Esa circunstancia, junto con la de observar los procesos de los pensamientos de mis alumnos, los míos y mis propias inquietudes personales, me llevaron a descubrir y formarme en nuevos conocimientos que fueron transformando mi visión del mundo y de la vida.

Ahí comenzó una nueva investigación, que me llevó a poner rumbo a la forma de vivir que yo deseaba y que me sacaron de mis limitaciones y bloqueos personales y también de la Universidad.

Debido a estas experiencias, he creado mi propio Método de Transformación: “La Química de la Vida” , aunando mis facetas de investigadora y terapeuta. Antes explicaba la Química con mensajes de la Vida y ahora la Vida con mensajes de la Química.

Ayudo a las personas a que ellas mismas puedan dirigir el mayor proyecto posible: Su propia vida. Enseño y doy a conocer múltiples recursos que te pueden ayudar en cualquier momento y que al comprenderlos y conocerlos, facilitan la toma de decisiones en cualquier momento de tu vida.

¿Hablamos?

Solicita ahora una llamada de descubrimiento de 30 minutos y descubre lo que la Química de la Vida puede hacer por ti.

Solicitar llamada

Con el Máster en Química de la Vida, dedicando sólo un mínimo de 5 horas a la semana durante 90 días, aprenderás a dirigir tu vida hacia donde tú deseas.